Estudios Palacios Lleras

El derecho de los servicios públicos


I.  Introducción[i]

La Constitución Política de 1991 hace numerosas referencias al concepto de servicio público. No hay en ello, al terminar el siglo XX,  audacia o novedad alguna, pues éste concepto fue durante la mayor parte del siglo uno de los más usados en el derecho constitucional y administrativo de los países inspirados en la tradición jurídica francesa y española. Más aún: durante buena parte del siglo XX numerosos juristas de estos países quisieron utilizar ese concepto para construir alrededor suyo un sistema analítico ambicioso, orientado a explicar, nada menos, que la razón de ser del Estado, la naturaleza de las relaciones entre las autoridades y los particulares, y la intervención del Estado en la vida Económica.

En cambio, uno de los aspectos sobresalientes de la Constitución de 1991 consiste en haber destacado, dentro del universo de los servicios públicos, una especie: la de los servicios públicos domiciliarios. En efecto, los constituyentes dedicaron todo un capítulo de la nueva Constitución, en el título XII, que se refiere al régimen económico y de la hacienda pública, a regular los servicios públicos, los servicios públicos domiciliarios, y las materias aledañas. Reconocieron así los constituyentes que para los colombianos de hoy los servicios públicos domiciliarios son, en sí mismos, un asunto por lo menos tan importante como muchos de los temas clásicos del derecho constitucional.

El presente capítulo tiene, entonces, el propósito de analizar el régimen constitucional de los servicios públicos domiciliarios.


[i] Hugo Palacios Mejía, El derecho de los servicios públicos (Bogotá: Editorial Derecho Vigente, 1999), Introducción del Capítulo 1, Los servicios públicos domiciliarios en la constitución