ELIMINACIÓN DE LA DEDUCIBILIDAD DE LAS REGALÍAS, NUEVA PROPUESTA DE REFORMA

El Gobierno Nacional presentó un nuevo proyecto de reforma tributaria con el que pretende modificar el sistema de recaudo mediante la reducción de algunos beneficios tributarios otorgados a los contribuyentes con mayores ingresos, lo cual tendría como resultado un incremento en la base gravable de liquidación.

En ese sentido, uno de los puntos que trae el proyecto de reforma tributaria es eliminar la posibilidad de deducir lo pagado por concepto de regalías en la base gravable del impuesto sobre la renta. En la actualidad, las empresas dedicadas a la explotación de recursos naturales del sector minero y petrolero, obligadas al pago de regalías, pueden deducir estos montos de su base gravable de liquidación del impuesto a la renta y complementarias, en el entendido de que se trata de una expensa necesaria para la actividad productora de renta. La reforma pretende eliminar la posibilidad de dicha deducción y, en consecuencia, aumentar el valor del impuesto de renta a cargo de estas empresas.

Regalías y expensas:
Las regalías son las contraprestaciones económicas que se causan a favor del Estado por la explotación del subsuelo y los recursos naturales no renovables, en los términos de los artículos 332 y 360 de la Constitución Política. Por otro lado, en virtud del artículo 107 del Estatuto Tributario, son deducibles los costos y gastos que se hayan realizado durante el año gravable, cuando éstos guarden relación de causalidad con la actividad que desarrolle el contribuyente y sean necesarias respecto de ella.

El argumento del Gobierno:
En la exposición de motivos del proyecto de reforma tributaria, el Gobierno Nacional señala que la legislación actual trata las regalías como un gasto asociado a la actividad productora de renta y no como una contraprestación. Lo anterior, al notar que las regalías pueden ser deducidas. Tal concepción, según el Gobierno, interfiere con el aporte al gasto social de las empresas dedicadas a la explotación y exploración de recursos naturales, que es lo que se busca con las regalías.

Un comentario sobre la reforma:
Quedan muchas dudas alrededor de las razones que motivan una eventual reforma al esquema de tributación de las compañías obligadas a pagar regalías. En particular, no es claro el argumento del Gobierno sobre la deducibilidad de las regalías y cómo ello interfiere con recaudo que se obtiene de las empresas del sector para el gasto social. Igualmente, no parece ser consistente la teoría asociada a la diferenciación entre gasto y contraprestación, por lo menos en estrictos términos contables o jurídicos.

En principio, el concepto de regalías, que no está en discusión, no debería alterarse por cuenta de la posibilidad que tienen quienes las pagan de deducir lo pagado de la base de liquidación del impuesto sobre la renta. En efecto, lo pagado al Sistema General de Regalías se distribuye entre las poblaciones más pobres y para contribuir a la equidad social. Aun cuando las regalías pudieren no ser incompatibles con otros tributos, es claro que éstas no tienen el mismo carácter que un impuesto desde un punto de vista jurídico. Por ende, las regalías no se ven afectadas por el tratamiento fiscal que se les otorgue dentro de la liquidación del impuesto sobre la renta.

Cosa distinta es que, por virtud de la deducibilidad de las regalías, la base gravable de renta se disminuya y, por lo tanto, sea menor el recaudo obtenido de un determinado contribuyente. En este punto, la motivación de esta reforma puntual podría tener un error conceptual, pues el impuesto de renta no tiene una destinación específica, sino que lo recaudado se utiliza para el sostenimiento del Estado, con base en unas asignaciones presupuestales que pueden acoger en mayor o menor proporción el gasto social.

Con la reforma tributaria, la consecuencia para los contribuyentes del sector minero e hidrocarburos sería el aumento de la tarifa efectiva del impuesto sobre la renta, pero sin otro motivo real que el de aumentarles a estos contribuyentes su carga impositiva por cuenta de la actividad que desarrollan o la capacidad adquisitiva que tienen. En otras palabras, estas empresas —a diferencia de otras que se dedican a otros negocios— tendrían que soportar un mayor valor por el impuesto de renta a su cargo por sus condiciones subjetivas.

A este proyecto todavía le espera la discusión en el Congreso. Mientras tanto, los sectores afectados esperan que la medida sea reconsiderada, primordialmente porque no parece necesario eliminar la deducción de regalías en la liquidación del impuesto de renta para incrementar el aporte social de empresas que ya pagan regalías destinadas a mejorar la equidad social. La medida afectaría directamente las cargas impositivas de las empresas del sector minero y de hidrocarburos, alterando sus expectativas de negocio y desincentivando el desarrollo de estas actividades en la economía nacional. Si la justificación para aumentar la base gravable de liquidación del impuesto a la renta es el incremento del gasto social, no se debe dejar de lado el aporte que las empresas del sector minero y de hidrocarburos realizan en cuanto a la generación de empleo y el desarrollo social de las comunidades donde ejecutan sus proyectos.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on linkedin

Novedades Relacionadas

Palacios Lleras en cifras

+ 0
Años de experiencia
+ 0
Abogadas al inicio de 2021
+ 0
Abogadas al fin de 2021
+ 0
Clientes atendidos en 2021

Nuestros Servicios